El Señor es mi pastor, nada me falta

Hoy queremos compartir con ustedes uno de los pasajes más lindos a nuestro parecer, se trata de Salmos 23 y habla de que el Señor es nuestro pastor y que nada nos faltará, que nunca debemos temer porque él está a nuestro lado y nos guía por aguas tranquilas. Nunca debemos temer, por más que caminemos por valles tenebrosos porque siempre está con nosotros cuidándonos de todo mal.

Salmos 23:1-4

El Señor es mi pastor, nada me falta;
en verdes pastos me hace descansar.
Junto a tranquilas aguas me conduce.
Aun si voy por valles tenebrosos,
no temo peligro alguno
porque tú estás a mi lado;
tu vara de pastor me reconforta.

el senor es mi pastor nada me faltara