Nadie te ama tanto como Jesús

Aunque no lo puedas ver Jesús siempre está donde tú estás. El siempre nos apoya, nos cuida y guía por la senda del Padre para que podamos librar con fuerza y mucha valentía las batallas que se nos presentan día a día. Cuando  la oscuridad intenten captarnos, Jesús estará allí para protegernos y evitar que pueda alcanzarnos el mal. Esto siempre sucede, aunque la persona no ore ni piense o no crea en El.

Por todo esto es que decimos que nadie, pero nadie en todo el mundo te amará tanto como Jesús… memorízalo y siente esta bella verdad en tu corazón.

Nadie te ama como yo. Mira la cruz, fue por ti, fue porque te amo… nadie te ama como yo. Amén.

nadie te ama como jesus

Amado Jesús: Guíanos por el camino de la luz, el amor y el bien para que el plan divino del Padre se cumpla. Amén.